Project Description

¡No a los Acuerdos de Cooperación de Asilo con Centroamérica!

READ THIS PAGE IN ENGLISH

En julio de 2019, el ministro de Gobernación de Guatemala y el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional firmaron un Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), también conocido como “acuerdo de tercer país seguro”. Esto ocurre luego de que la Corte de Constitucionalidad guatemalteca ordenara al expresidente Morales no firmar el acuerdo sin la aprobación del Congreso. Morales mandó a firmar al ministro de Gobernación luego de que Trump amenazara con prohibir a la población guatemalteca la entrada a EE.UU., aun con visa, y con fijar impuestos a las remesas. Poco después, El Salvador y Honduras firmaron acuerdos similares.

El ACA le da el poder a los Estados Unidos a transferir solicitantes de asilo a Guatemala, Honduras, y El Salvador si le cesionarie no es del país al cual han sido enviades. La idea es que le solicitante de asilo debe buscar asilo en uno de esos tres países, a pesar de su total falta de capacidad de procesar el asilo de manera responsable y sus condiciones generales inseguras. Al deportar a personas a países de los cuales no son, y donde pueden afrontar peligros, EE.UU. les niega protección y vulnera el derecho internacional de refugiades. 

“La gente huye de Guatemala a causa de la imposición violenta de los proyectos extractivos y el saqueo de sus bienes naturales sin consulta. Ahora, los EE.UU. pretende expulsar a los migrantes que buscan asilo hacia los territorios indígenas, sin consulta. El estado guatemalteco ni siquiera cuida de los guatemaltecos, ¿cómo va a cuidar de los migrantes que los EE.UU. quiere botar?”

Rubén Herrera, Asamblea Departamental de Pueblos de Huehuetenango (ADH)

Three hundred community members organized by the ADH took over the Mesiilla check point on the Guatemala-Mexico border on August 9, protesting the

Tres cientes miembres de la comunidad organizades por la Asamblea Departamental de Pueblos de Huehuetenango (ADH) tomaron La Mesilla en la frontera entre Guatemala y Mexico para manifestar su rechazo de los acuerdos de tercer país seguro. Foto: ADH

MIRA LOS LOGROS DE LA CAMPANA EN 2020
LEA NUESTRO INFORME COMPLETO SOBRE LOS ACAS

Debido a la pandemia, el 17 de marzo el gobierno guatemalteco anunció la suspensión temporal de vuelos llevando migrantes deportades desde los EE.UU. hacia Guatemala bajo los acuerdos del tercer país seguro. Esta suspensión no ha terminado los acuerdos con Guatemala, El Salvador y Honduras y las deportaciones están programadas para reanudar tan pronto como “se establezcan protocolos sanitarios.” Al mismo tiempo, las violaciones de derechos humanos similares han continuado mediante deportaciones estándares de migrantes y expulsiones de solicitantes de asilo bajo la implementación del DHS de las reglas fronterizas de la CDC. Entre marzo y octubre de 2020, 63,000 personas fueron deportadas y 140,000 solicitantes de asilo han sido expulsades, principalmente a México o a los países de los que huyeron. 8,000 de les solicitantes de asilo expulsades eran menores de edad no acompañades. Estas deportaciones y expulsiones no sólo violan el debido proceso y las protecciones legales para les migrantes y solicitantes de asilo, sino que también están exportando COVID-19 a países con infraestructuras médicas en ruinas. 

Para detener a estos acuerdos inhumanos e ilegales, necesitamos todo el poder del pueblo. Súmate!

Lamentamos que no hemos podido traducir todos los recursos y las páginas aquí. Basado en nuestro compromiso a la justicia de idioma, seguiremos actualizando la información en la medida de lo posible. Si tienes una duda inmediata, favor de escribirnos a info[at]nisgua.org.

Necesitamos una buena demostración del poder popular para frenar estos acuerdos. Contacta a tu congresista por correo o llamada para instar a que:

  1. Se desfinancien los acuerdos. La totalidad de congresistas debería prohibir el uso de fondos para la implementación de estos acuerdos. Los subcomités de asignaciones a cargo de presupuestos para el Departamento de Estado y el de Seguridad Nacional deberían incluir lo siguiente en el proyecto de ley de asignaciones 2021: “En ningún caso se utilizarán estos fondos para la implementación de los Acuerdos de Cooperación de Asilo entre EE.UU., Guatemala, El Salvador y Honduras”.
  2. Se exija más información. La totalidad de congresistas debería exigir más información sobre la firma, el financiamiento, y la implementación de estos acuerdos.
  3. Se tome partida. La totalidad de congresistas debería demostrar su oposición a los acuerdos por representar estos una amenaza a la seguridad, a la dignidad humana y a la soberanía centroamericana.
  4. Apoyen a la Ley de Moratoria para el Control de Inmigración. La ley detendría las deportaciones durante la pandemia, libraría a les individues en detención con una orden de supervisión, detendría los registros en persona y los procedimientos judiciales en persona que ponen en riesgo la vida de les solicitantes de asilo para viajar durante esta pandemia para presentarse ante el tribunal y, en su lugar, permitir audiencias telefónicas si le solicitante de asilo lo solicita, y prohibir que los fondos federales implementen la orden del CDC que evitaría la expulsión inmediata de les solicitantes de asilo y niñes no acompañades en nuestra frontera.
CONTACTA A TUS CONGRESISTAS

Este enlace te llevará a la plataforma de CISPES desde la cual podrás contactar a todes tus congresistas con un solo clic. Ya hemos preparado el correo también! Gracias por tomar acción en contra de estos acuerdos ilegales e inhumanos. Actualmente la plataforma está en inglés, la traduciremos a español lo más pronto posible.

CONTACTA AL EQUIPO DE NISGUA PARA APOYO

Aunque no debe ser así, contactar al congreso puede ser intimidante. Estamos aquí para apoyar. Este botón te llevará a mandar un correo a info[arroba]nisgua.org

Quiénes son blancos específicos para la campaña?

Senate Judiciary Committee:

Senate Foreign Affairs Committee:

Las cartas a le editore y los artículos de opinión son herramientas importantes para educar a les miembres de la comunidad y crear un diálogo público. Con tu ayuda, podemos publicar docenas de periódicos a través de los Estados Unidos. Para obtener más información sobre las cartas a le editore y los artículos de opinión, consulta los recursos de Community Toolbox

Para crear una estrategia sobre dónde publicar más cartas a le editore o artículos de opinión, ¡necesitamos escuchar de ustedes! Por favor déjanos saber a dónde enviaste y si fue publicado. Este botón le llevará al correo electrónico de clarie@nisgua.org.

Aquí hay una carta de muestra para le editore o un artículo de opinión que puedes usar como plantilla. No dudas en utilizar cualquier parte de esta carta que te sea útil. Te recomendamos que utilizas este borrador como un andamiaje de los hechos y que lo adaptes en gran medida para que llame más la atención y sea más relevante para tu audiencia local. Puedes obtener información sobre cómo enviar artículos de opinión en tus periódicos o revistas locales. ¡Muchas gracias por participar con esta material y por apoyar nuestra campaña de esta manera! 

Nombre de Periodico/Revista

Dirección

Fecha

A le editore:

En julio de 2019, el ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, y el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, firmaron un Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), también conocido como “acuerdo de tercer país seguro.” Esto se produjo después de la presión política y las amenazas de sanciones económicas de la administración de Trump. Los ACAs otorgan a los Estados Unidos el poder de transferir a los solicitantes de asilo a Guatemala, Honduras y El Salvador si el cesionario no es del país al que son enviados. La supuesta idea es que los solicitantes de asilo deben buscar asilo en uno de estos tres países, a pesar de su total falta de capacidad para procesar responsablemente los casos de asilo y sus condiciones de inseguridad en general. 

Unas semanas después, los Estados Unidos firmó acuerdos similares con Honduras y El Salvador. Estos acuerdos encubiertos son parte de una estrategia más amplia que utiliza la administración de Trump para negar a las personas el derecho de migrar y de solicitar asilo. Al deportar a los solicitantes de asilo a países de los que no son y a lugares en donde pueden correr peligro, los Estados Unidos les niega la protección y viola el derecho internacional sobre refugiados, incluidos en los artículos 13, 14, y 15 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. 

Estados Unidos firmó los ACA a pesar del hecho de que Guatemala, El Salvador y Honduras no pueden responder a las necesidades de sus propios ciudadanos, y mucho menos las necesidades de miles de solicitantes de asilo de quienes los Estados Unidos es legalmente responsable. En 2018, 62,000 salvadoreños y hondureños solicitaron asilo en los Estados Unidos, y en 2019, la mayoría de migrantes detenidos en la frontera sura de Estados Unidos eran guatemaltecos, muchos de los cuales son indígenas. Además, esta inestabilidad se debe en gran parte a la naturaleza desestabilizadora de la política exterior de los Estados Unidos en el norte de Centroamérica, que ha promovido la extracción violenta de recursos, permitiendo la corrupción masiva y militarizado aún más la región.

Adicionalmente, los ACA ignoran o hacen muy poco para abordar el hecho de que ninguno de estos países tiene sistemas de asilo creados para lidiar con la afluencia impuesta de solicitantes de asilo. Entre noviembre de 2019 y marzo de 2020, 939 migrantes de Honduras y El Salvador fueron transferidos a Guatemala bajo este acuerdo. De ellos, 20 personas han solicitado asilo allí. El estado guatemalteco dio arbitrariamente a los solicitantes de asilo 72 horas para decidir si buscarían refugio en Guatemala, una política que efectivamente obliga a las personas a abandonar sus solicitudes de asilo. 

Debido a la pandemia, el 17 de marzo el gobierno guatemalteco anunció la suspensión temporal de vuelos llevando los migrantes deportados desde los EE.UU. hacia Guatemala bajo los acuerdos del tercer país seguro. Esta suspensión no ha terminado los acuerdos con Guatemala, El Salvador y Honduras y las deportaciones están programadas para reanudar tan pronto como “se establezcan protocolos sanitarios.” Al mismo tiempo, las violaciones de derechos humanos similares han continuado mediante deportaciones estándar de migrantes y expulsiones de solicitantes de asilo bajo la implementación de los DHS y las reglas fronterizas de la CDC. Entre Marzo y Octubre de 2020, 63,000 personas fueron deportadas y 140,000 solicitantes de asilo han sido expulsados, principalmente a México o a los países de los que huyeron. 8,000 de los solicitantes de asilo expulsados eran menores no acompañados. Estas deportaciones y expulsiones no sólo violan el debido proceso y las protecciones legales para los migrantes y solicitantes de asilo, sino que también están exportando COVID-19 a países con infraestructuras médicas en ruinas.

Debemos exigir al Congreso que retire el financiamiento de los acuerdo, que exija más información sobre la firma e implementación de los acuerdos y que se enfrente a los acuerdos como una amenaza a la seguridad, dignidad humana, y la soberanía centroamericana. También debemos exigir que detengan inmediatamente las deportaciones, expulsiones, y las detenciones durante la pandemia. Para obtener más información sobre esta campaña, visite bit.ly/nosafethird.

Atentamente,

Nombre

Organización

Correo electrónico

Numero de teléfono 

El 10 de junio tuvimos el honor de coordinar un webinar “Desde EE.UU. a Centroamérica: Asilo, Deportaciones, y COVID-19” con cinco panelistas de Centroamérica y EE.UU. quienes son expertas en migración y líderesas poderosas en los movimientos sociales. Las panelistas hablaron sobre los ilegales e inhumanos Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACAs), conocidos también como acuerdos de tercer país seguro. También hablaron sobre las deportaciones durante la pandemia, las cuales han tenido un gran impacto en algunos sistemas médicos del Sur Global que ya faltaban los recursos suficientes.

 Hoy, estamos felices de compartir la grabación del webinar con subtítulos en inglés basados en los subtítulos en vivo y la interpretación simultánea durante el webinar.

Graphic with thanks to the organizations that sponsored the webinar and the volunteers and staff who made it possible.

A causa del brote de COVID-19, decidimos cancelar todas las actividades en persona de nuestra gira de 2020. Estamos muy agradecides por todes les anfitrionas en Nuevo México, Arizona y Los Ángeles que han estado organizando y planeando eventos durante los últimos meses. Y, por supuesto, apreciamos mucho al apoyo y liderazgo del Asociación Pop Noj.

Como internacionalistas que buscan construir solidaridad a través de las fronteras impuestas por el estado, tenemos los recursos necesarios para momentos así, para que nuestro aprendizaje, organización y acción pueda seguir. Estuvimos hondrades brindar a cabo un seminario virtual el 16 de abril con la oradora de nuestra gira, Silvia Raquec Cum.

Se puede mirar el seminario virtual aquí o en Facebook:

Biografía de la oradora de la gira, Silvia Raquec.

A graphic with the logos of 18 organizations: NISGUA, CGRS, Association Pop No'j, LAWG, Alianza Americas, AFSC, WFP, ADH, CEJIL, IML, CISPES, Americas Program, PAQG, SOAW, Centro Legal de la Raza, IRTF, CRLN, and DJPC

APRENDEr MAS y tomar accion

Organizaciones pro migrantes entregan petición al congreso estadounidense con más de 2000 firmas en contra de los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACAs)

Read in English

Una amplia coalición de organizaciones centroamericanas y norteamericanas hoy entregaron una petición al congreso estadounidense con más de 2000 firmas en contra de los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACAs). Los acuerdos, también conocidos como los acuerdos de “tercer país seguro”, fueron firmados entre la administración de Trump y los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras en 2019. Permiten que los EE.UU. transfiera a personas solicitantes de asilo a los países del norte de Centroamérica de donde no son originarias para que busquen protección allí, cerrándole así las puertas al sistema de asilo y desconociendo las obligaciones nacionales e internacionales que se tienen con los y las refugiadas.

La petición expresa que los ACAs “amenazan la seguridad y dignidad de las personas migrantes, y son una violación a la soberanía de dichos países.” Mientras que el congreso estadounidense va trabajando el presupuesto del estado para el año fiscal 2021, “debe hacer todo lo posible para detener la implementación de dichos Acuerdos de Cooperación de Asilo.” La campaña exige que el congreso retire el financiamiento a los ACAs y exija más información sobre la firma, el financiamiento y la implementación de los mismos; debido a que en ningún momento hubo un proceso de consulta para establecer las implicaciones y responsabilidades que asumirán los países involucrados en dichos acuerdos.

Guatemala ha afirmado su reconocimiento sobre la importancia de la figura del refugio, como parte de los tratados internacionales para la protección de los refugiados tales como:  La Convención sobre el estatuto de los refugiados 1951, el Protocolo sobre el estatuto de los refugiados, la Declaración de Cartagena sobre los refugiados, y el Proceso de Cartagena + 30, entre otros. Actualmente, es el único país donde el ACA ya ha sido implementado. No obstante, no se puede aumentar las responsabilidades de un país que no cuenta con la estructura institucional para dar respuesta a las necesidades de protección internacional. Situación similar se enfrentaría en Honduras y El Salvador.

Más de 900 personas salvadoreñas y hondureñas ya han sido transferidas a Guatemala bajo el ACA. Menos de 20 solicitaron asilo allí. La mayoría ha vuelto a los peligros que enfrentan en sus países. Debido a la crisis de COVID-19, los ACAs están suspendidos, sin embargo, las deportaciones bajo este acuerdo están programadas para reanudarse tan pronto como “se establezcan protocolos sanitarios”. Los EE.UU. ha continuado deportando migrantes a sus países de origen, no respetando las recomendaciones de expertos mundiales para evitar la propagación del  COVID-19, a países en el sur global que no cuentan con recursos médicos suficientes derivados de sistemas de salud colapsados.

Los ACAs han sido blanco de rechazo por la comunidad internacional. Como dice Silvia Raquec de la Asociación Pop No’j: “Durante demasiado tiempo, los y las centroamericanas se han visto obligados a huir de sus hogares; ahora son enviados a países que no son su lugar de origen, orillándolos a regresar a peores condiciones que pone el peligro su seguridad y sus vidas de lo cual el gobierno de los EE.UU. es legalmente responsable”.

Las causas estructurales de la huida de las personas de sus países de origen no se han resuelto. La imposición de los ACAs solo agrava la situación de las personas marginalizadas por el estado, especialmente los pueblos indígenas, las personas LGBTQ, las mujeres y la niñez. Es momento de apelar a nuestra humanidad y entender que no habrá acuerdo o política que evite que las personas busquen un lugar donde puedan vivir una vida plena y, sobre todo, libre de persecución y violencia.

Contactos:

Claire Bransky, claire[at]nisgua.org

Daniella Burgi-Palomino, dburgipalomino[at]lawg.org

APRENDEr MAS y tomar accion