A photograph of a NISGUA organizer holding a sign that reads "Justicia por genocidio en Guatemala!"
Inscríbese a nuestro listado de correos!

¿Quiénes Somos?

La Red en Solidaridad con el Pueblo de Guatemala (NISGUA, por sus siglas en inglés) trabaja para construir y fortalecer lazos entre el pueblo de EE.UU. y Guatemala en la lucha mundial por la justicia, la dignidad humana y el respeto para la Tierra. Con un equipo de cuatro personas en dos oficinas — una en Oakland, California y otra en la Ciudad de Guatemala — NISGUA utiliza el acompañamiento internacional, la comunicación estratégica e la incidencia política popular para apoyar el trabajo de los movimientos sociales guatemaltecos luchando por la autodeterminación comunitaria, la memoria histórica y la justicia transicional.

Con más de 40 años de experiencia acompañando a los movimientos sociales en Guatemala y coordinando el activismo en EE.UU., el trabajo de NISGUA crea un cambio duradero al cultivar relaciones de largo plazo basadas en la confianza mutua y una lucha compartida.

Nuestra Misión

NISGUA trabaja por la democracia real en Guatemala y en los Estados Unidos y fortalece el movimiento global por la justicia. NISGUA construye lazos de base mutuamente beneficiosos entre el pueblo de los Estados Unidos y Guatemala y aboga por alternativas de base para desafiar las estructuras de poder de las élites y las opresivas políticas económica y exterior de los Estados Unidos.

Para lograr nuestra misión, NISGUA distribuye información, análisis y perspectivas de organizaciones de base y ONGs guatemaltecas y las canaliza a activistas en todo Estados Unidos, a organizaciones hermanas de defensa, y a oficinas del congreso y la prensa. Diseñamos y organizamos campañas de base en respuesta a las necesidades de Guatemala cuando es estratégico que NISGUA juegue un papel. A través de giras anuales de oradores guatemalteques y apoyo a las delegaciones en Guatemala, aumentamos la comprensión del pueblo estadounidense de los desafíos que enfrenta el pueblo guatemalteco, ayudamos a aumentar la capacidad de “portavoz” de nuestras organizaciones asociadas guatemaltecas, y fortalecemos los lazos entre personas a través de las fronteras. 

Nuestra Historia

Durante casi cuatro décadas, NISGUA ha sido una de las principales organizaciones que vincula la lucha por la justicia entre los Estados Unidos y Guatemala. En 1981 nos formamos para coordinar el activismo estadounidense para luchar contra el apoyo estatal al brutal régimen militar de Guatemala. Solo en 1981, el gobierno militar patrocinado por los Estados Unidos mató o desapareció a 19,000 civiles. En los años 90 NISGUA fue una de las primeras organizaciones internacionales en responder a la solicitud de refugiades Mayas en el sur de México para brindar acompañamiento cuando regresaron a sus territorios. Desde 2000, NISGUA ha acompañado a cientos de sobrevivientes del genocidio que buscan justicia por crimenes del pasado, defensores de la tierra y protectores de agua en coordinación con otras organizaciones nacionales e internacionales. En 2019, NISGUA anunció la creación de GAP Internacionalista, un nuevo programa visionario de acompañamiento que conectará los movimientos transfronterizos por la soberanía indigena y la justicia de les inmigrantes. 

La situación en Guatemala y los Estados Unidos ha cambiado desde 1981, pero NISGUA aún es una de las organizaciones de base más fuertes que trabajan por la justicia, dignidad humana, y respeto a la Tierra, al centrar la lucha de los pueblos indígenas y campesinos, desde Guatemala hasta los Estados Unidos. 

Nuestros logros en 2020: Con raíces profundas se aguanta el temporal

Junto a nuestras organizaciones contrapartes, NISGUA tuvo que afrontar las tormentas de 2020. Si bien nos han conmocionado, no ha de sorprendernos: las comunidades más afectadas por el cambio climático y la injusticia económica vienen señalando desde hace tiempo el caos ambiental y la violencia autoritaria que transitamos. Hoy, nos damos un respiro colectivo y damos un paso atrás. Al repasar todo lo que ha cambiado en este año sin precedentes, nos conmueve lo que hemos logrado. A continuación, compartimos cómo sobrevivimos y prosperamos, en consonancia con otros grupos que comparten la lucha.

Haz clic aquí para aprender más sobre nuestros logros de 2020

Nuestros logros de 2019

2019 vio una reacción violenta contra la memoria histórica y una militarización de megaproyectos y fronteras incrementada, impulsada por poderes cuya influencia se puede rastrear al Conflicto Armado Interno. En respuesta, NISGUA se enfocó en la liberación racial, intercambios horizontales entre los pueblos indígenas, y la base de nuestro trabajo: el acompañamiento a les defensores de la vida. En el contexto del colonialismo capitalista y el fascismo global, nuestro trabajo nos ha enseñado que un nuevo camino es necesario, dándole vida a un programa de acompañamiento con los recursos para responder a esta violencia con formas innovadoras de organización. Únete a nosotres!

Haz clic aquí para leer más sobre nuestros logros de 2019. 

Photograph of Lydia Lopez smiling in an office. She is femme with long dark hair and is wearing a grey suit.

Lydia Lopez (ella) pertenece a la directive de NISGUA desde Mayo 2021.  Ella creció en Guatemala y Belice, y descubrió el Movimiento Santuario estudiando asuntos transnacionales, de identidad, etnia, y migración en la frontera de EEUU y Mexico.  Ella ha apoyado acceso a educación, servicios, y derechos civiles representando asilados políticos de varios paises, y apoyando la reunificación familiar de menores Centroamericanos aplicando para asilo politíco y Visas Juveniles.  Lydia promueve asociarse estratégicamente y consultar con poblaciones indígenas por medio de colaboraciones que podrían crear impacto a largo plazo por medio de educación mutua, apoyo y activismo.  Ella tiene experiencia con organizaciones no lucrativas y sus directivas, ONGs, recaudando fondos, planeando eventos y subastas, administrando casos y diseñando e implementando programas, generando reportes, creando estrategias a largo plazo, y revisando presupuestos.

A photograph of Miguel, a smiling masc person with black hair, grey shirt, and a loose jean jacket.Miguel Zamora (él) se unió a la junta directiva de NISGUA en 2020. Previamente, Miguel fue un acompañante de GAP en la región Ixil y trabajó por varios años con organizaciones de derechos humanos en Guatemala en la defensa del territorio y tierra indígena, la protección de defensores de derechos humanos, y esfuerzos para fortalecer el sistema judicial. Actualmente, Miguel trabaja para un bufete de abogades en Nueva York en asuntos de derechos humanos corporativos y pro bono. 

Amanda Kistler (ella) preside la Junta Directiva de NISGUA, a la cual se unió en 2011. Amanda fue acompañante de derechos humanos de 2008 a 2009, sirviendo un año en Rabinal, Baja Verapaz, y el segundo en la Ciudad de Guatemala. Amanda creció en la comunidad de apoyo de Needham, ha servido en el consejo de GAP, y continúa organizándose con NISGUA localmente en el área de Washington, D.C. Amanda dirige las comunicaciones y el desarrollo en el Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL) en Washington, D.C., donde ella ha trabajado desde 2010. Amanda ha coordinado campañas internacionales de CIEL en apoyo a las comunidades indígenas y campesinas defendiendo sus derechos contra los proyectos mineros a gran escala en Latinoamérica. 

Jillian Tuck (ella) se unió a la Junta Directiva de NISGUA en 2014, y actualmente sirve como su secretaria. Su involucramiento con NISGUA comenzó en 2006 cuando ella trabajó como una acompañante de derechos humanos en Rabinal. Jillian ha tenido múltiples roles desde entonces – sirviendo en el consejo de GAP, organizando tours de ponentes, y participando en el comité patrocinador de la Oficina de Noticias e Información de Guatemala. Jillian vive en Bangkok, Tailandia, donde trabaja para adecuar leyes a las normas de derechos humanos y apoyando a organizaciones de base en acceder a espacios filantrópicos.

Phil Neff (él) ha sido miembro de la Junta Directiva desde 2016. El sirvió primero como acompañante de derechos humanos en la región Ixcán en 2008, y se unió al personal de NISGUA como el Coordinador de Acompañamiento durante 2010 a 2012. Phil vive en Seattle, donde ha organizado varios tours de ponentes y eventos para NISGUA. Él trabaja como coordinador de proyectos para el Centro para Derechos Humanos de la Universidad de Washington. 

Cat Norris (ella) se unió a la junta directiva en 2014. Ella sirvió como acompañante con GAP en la región Ixil en 2005 y como miembra del equipo de NISGUA en 2005 a 2007. Cat vive en San Antonio, Tejas con su familia, incluyendo sus dos niñes pequeñes. Cuando no está ocupada con personas pequeñas, ella trabaja como abogada de inmigracion con Texas RioGrande Apoyo Legal, apoyando a personas con procedimientos de remoción y con asuntos de inmigración afirmativa. 

Todd Kolze (él) se unió a la junta directiva de NISGUA en 2000, donde ha servido en el pasado como presidente y tesorero. Su punto de entrada al trabajo de solidaridad en Centroamérica comenzó con un tour de NISGUA a finales de los ‘80 en Santa Barbara, CA. Fue parte del equipo de la Oficina de Noticias e Información de Guatemala (GNIB), un comité fundador de NISGUA, de 1993 a 1997. Ha tenido varios roles en organizaciones sin fines de lucro y movimiento incluyendo liderazgo, recaudación de fondos, organización de la comunidad y acción directa. Actualmente forma parte de la junta directiva de ReThink Media y Acción de Paz. Desde 2005, Todd ha sido organizador de equipo enfocándose en el desarrollo del liderazgo en UPTE-CWA 9119, un sindicato de trabajadores representando un rango amplio de trabajadores en la Universidad de California. 

 

Una fotografía de Edna, sonriendo para la cámara.

Edna Sandoval (ella/elle) nació y creció en la Ciudad de Guatemala durante el último periodo de la guerra, ella es una investigadora transnacional e interdisciplinaria. Edna es una de las fundadoras del projecto “Con Las Comadres” y co- fundadora del colectivo “Guatemala L.A. Mujeres Resistiendo” espacios dedicados al empoderamiento politico y movilizaciónde mujeres y diaspora no binaria de color global. Ella es la educadora política de La Unión Centroamericana de Estudiantes en UCLA y miembro de la asociación de Centro Americana y del Istmo de estudiantes de posgrado. El trabajo académico de  Edna se tiene una intersección con su labor de organizadora de la comunidad.

 

Photograph of a smiling femme with glasses holding a newspaper. The headline reads Claire Bransky (elle/ella) es de los territorios Ojibwe en la costa norte del Lago Superior en Minnesota. Se involucró por primera vez en los movimientos sociales a través de las protestas de Las Vidas Negras Importan, organizándose en la universidad sobre la justicia racial y reproductiva, y las luchas contra los oleoductos en territorios indígenas. Después de ser voluntarie como acompañante en el equipo de Ixil-Ixcán, y luego como Communications Fellow, NISGUA la contrató como Coordinadora Transfronteriza basada en Guatemala en Marzo de 2019. Claire actualmente como Coordinadora de Contrapartes en EE.UU. y orgullosamente forma parte de la resistencia contra el oleoducto Line 3.

Meredith Wilkinson (ella) se unió al equipo en Junio de 2019 como Coordinadora de Operaciones y Programas en EE.UU. después de pasar nueve meses en Guatemala como acompañante con NISGUA. Principalmente luchando por los movimientos de justicia abolicionista e inmigrante en los Estados Unidos, Meredith está emocionada de seguir profundizándose en estas áreas mientras amplía su compromiso con NISGUA y nuestres contrapartes guatemalteques.

Sarasuadi Ochoa (ella) es la Coordinadora de Acompañamiento en Guatemala. Ella es de México y ha estado participando y organizando con organizaciones indígenas en los estados sureños de Guerrero y Chiapas desde 2009. Antes de unirse a NISGUA, vivió en Oakland y acompañó a familias centroamericanas que buscaban refugio en los EE.UU. También fue miembra de una organización de mujeres latinas inmigrantes basada en el área de la bahía. 

Fotografía de Nico, sonriendo para la cámara.

Nico Estrada (ella) es la actual Internacionalista Remota. Ella es Peruana-Americana de la primera generación de una familia inmigrante y creció en los territorios ocupados Shawnee y Muscogee a las afueras de Birmingham, Alabama. Nico originalmente se comprometió con NISGUA en Octubre del 2019, como una acompañante internacional en Guatemala y ha continuado trabajando remotamente desde que la pandemia inició. Nico tiene un profundo amor al desierto y trabaja de medio tiemo como granjera en los territorios Pueblos en Albuquerque, Nuevo México.

La Junta Asociada de NISGUA es un colectivo de compañeres comprometides que participan en comités de junta-equipo. Su rol es apoyar a NISGUA para organizar, aconsejar y recomendar en la toma de decisiones.

Viviana Gentry Fernández-Pellón (elle/ella) fue introducide por primera vez al trabajo de NISGUA en 2009 a través del Programa de Estudios Fronterizos de Earlham College. Ella se entrenó y se convirtió en una acompañante de derechos humanos en 2011, trabajando en Huehuetenango y San Marcos hasta 2012. Desde entonces elle ha trabajado en el consejo de GAP y ahora en la junta de asociades. Viviana trabaja como la Gerente de Asistencia Técnica de Defensores de la Agricultura Urbana en su ciudad natal de Chicago, usando un enfoque internacionalista para promover la soberanía local en comida y medicina. Viviana forma parte del Comité de Planificación Estratégica.

Oli a white non binary presenting person, smiling for the camera, wearing a beige overall, blue navy shirt and orange earnings.

Oli/Olivia Pandolfi (elle) inicialmente se involucró con NISGUA como acompañante internacional en Huehuetenango y San Marcos de 2018 a 2019. Desde entonces, ha seguido apoyando en varios roles en la comunicación y en el consejo de GAP. Elle vive en los territorios ocupados Lenni Lenape en Filadelfia y se ha formado en las luchas por justicia de la vivienda y por el acceso a la información de salud para personas encarceladas. A Oli le interesa las prácticas de sanación basadas en el cuerpo y el movimiento, y elle ha tenido el honor de profundizar su aprendizaje en comunidad con espacios liderados por mujeres negras en Pittsburgh. Oli es parte del Comité de Reapertura.

Photo of Zia Kandler smiling in front of a brick wall. She is a white femme with long brown hair with blue tips.

Zia Kandler (ella) es una organizadora para la justicia social y investigadora enfocada en las intersecciones de la justicia ambiental, los derechos humanos y los papeles de mujeres en estos espacios. En los últimos años su trabajo ha sido enfocado en las Américas y el acompañamiento de les defensores de los derechos humanos. Actualmente ella es organizadora comunitaria con Juntos en Philadelphia. Ella es parte del Comité de Reapertura.